🎮 + 👾 + 🕹+ ❤️

Desde la generación pasada, muchos juegos apuestan por contar con un mundo abierto, siempre buscando hacerlos más grandes y más detallados, con cientos de actividades secundarias. Y esto está bien siempre que no se descuide el aspecto principal de ese juego, ya sea su historia, combate, realismo, etc. Pero algo que muchos de estos juegos olvidan es la movilidad, sobretodo para trasladarse por ese gran mundo.

Lo normal en los juegos de mundo abierto es darte las típicas opciones de caminar, correr, montar caballo o algún vehículo. Son funcionales, pero raramente divertidas, por lo que muchas veces terminamos usando la opción de Viaje Rápido, lo cuál es eficiente pero perdemos la oportunidad de explorar ese detallado mundo. Al otro lado del espectro hay juegos que tienen un fuerte énfasis en el movimiento por el mundo, como es el caso de Mirror's Edge Catalyst y Dying Light, pero estos dos juegos, al ser en primera persona, requieren que estés 100% pendiente de tus movimientos y no prestes suficiente atención al mundo, por lo que esos mundos también se quedan sin explorar.

Entonces lo que buscamos es un juego que no deje de lado el movimiento, pero que no demande toda tu atención para que también puedas apreciar el mundo. Uno de los mejores juegos del 2018 cumple con ese criterio, algo que dicen todas las reseñas de Marvel's Spider-Man es que "te hace sentir como Spider-Man", y se refieren específicamente a la fácilidad que tiene el arácnido para ir de un punto a otro, lanzando sus telarañas, balanceándose por la ciudad, corriendo por las paredes y demás.

Pero antes de Spider-Man llegó Sunset Overdrive, casualmente de los mismos desarrolladores, Insomniac Games. Aquí apostaron por un juego donde la historia y las físicas del mundo son exageradas como si se tratara de una caricatura, y eso lo hace bien, con diálogos tontos, personajes que se burlan de estereotipos, un personaje principal que rompe la cuarta pared, y una variedad de armas tan sin sentido como el resto del juego. Pero lo principal en este juego es la movilidad, y no solo eso, sino la libertad que tenemos de expresarnos con ella.

Anteriormente mencioné al Spider-Man de PS4 por su excelente movilidad, pero en ese juego es necesario que aprendas a moverte para recorrer el mundo, de cierto modo estás obligado a moverte como los desarrolladores quieren. En Sunset no se pierde tiempo en darte las opciones de deslizarte por cualquier baranda o cable, de esquiar en el agua, correr por las paredes, acelerar en el aire y rebotar en todos los autos y demás objetos, y estas opciones de movilidad son muy útiles tanto para recorrer el mundo como para esquivar enemigos en el combate, pero no es necesario dominarlas todas, y ahí está lo especial del juego.

En Sunset Overdrive, Insomniac te da muchas opciones de movilidad y es muy fácil encadenarlas una con otra en el caótico mundo, pero si solo quieres deslizarte por cables puedes llegar a donde quieras con eso y si solo quieres saltar puedes hacerlo. De hecho, si solo quieres caminar y usar el sistema de Viaje Rápido, ahí está la opción. Pero si quieres desafiarte y aprovechar todas las opciones del juego para llegar de un punto a otro sin tocar el piso, también puedes hacerlo, solo dependerá de tu habilidad.

Sunset Overdrive fue lanzado en octubre de 2014 para Xbox One, y en noviembre de 2018 para Windows 10 y Steam.