No estaba seguro de qué encontrarme antes de empezar a jugar Pikuniku. Sabía que era un colorido plataformas 2D, basado en la exploración y los puzzles ligeros, y si bien el juego cumple con esa parte, nunca imaginé encontrarme con una historia sobre conspiraciones y el nacimiento de una resistencia.

El juego comienza con una corta cinemática, donde una nube rosada nos ofrece dinero gratis. Luego pasamos a conocer a nuestro personaje, una pequeña mancha roja con largas piernas. Despertamos en una cueva, donde un fantasma nos dice que debemos salir y explorar el mundo. Al hacerlo, empezamos a correr y saltar y patear, y conocemos a algunos aldeanos. Ellos tenían la creencía de que eras una terrible y enorme criatura, pero igual te atrapan hasta que aceptas reparar un puente.

Lo que evoluciona desde aquí es una historia del nacimiento de una resistencia de aldeanos contra una conspiración de la nube rosada del inicio, quién estaba entregando dinero gratis, pero solo para dejar a los aldeanos sin ninguna de sus materias primas y destruir la ciudad y crear una nueva, el típico plan de villano. Y a pesar de esa premisa que podía llevar al juego a convertirse en algo oscuro, el juego nunca abandona su estilo colorido y sus conversaciones hilarantes.

Durante la corta aventura de tres horas para salvar la ciudad y sus habitantes, tendremos que explorar cada rincón, realizar secciones de plataformas 2D, resolver ligeros puzzles y participar en algunos minijuegos. Y el juego hace un buen trabajo para mantener todo esto fresco, introduciendo nuevas habilidades en forma de sombreros para el personaje, hay uno que te permite dibujar en zonas específicas y otro que te permite regar ciertas flores para hacer crecer plataformas temporales, y también hay sombreros puramente cosméticos.

Este es un juego que te hace feliz al jugarlo. Las capturas no le hacen justicia, lo hacen lucir demasiado simple, no muestran la peculiaridad de las físicas ni el dinamismo de las conversaciones. Los puntos negativos son tal vez muy pequeños, como la música, que sí es demasiado simplista, o una ocasión donde el juego me pedía hacer algo muy específico pero no daba ninguna pista, así que terminé encontrando la solución por pura suerte.

Pikuniku pudo ser una experiencia superficial, quedarse como cualquier otro juego de exploración y puzzles en 2D, pero su historia de conspiraciones contada en un tono jocoso, sus conversaciones dinámicas y sus curiosos personajes, elevan al juego y lo convierten en algo único.


Positivo

  • Historia de conspiraciones simple
  • Diálogos hilarantes y dinámicos
  • Personajes peculiares

Negativo

  • La banda sonora se queda corta

Plataformas

  • Nintendo Switch
  • PC (Jugada)

Tiempo de juego

3.5 horas

Fecha de Lanzamiento

Enero 24, 2019

Género

  • Aventura
  • Plataformas 2D
  • Puzzles

Desarrollador

  • Arnaud De Bock
  • Sectordub

Publicación

  • Devolver Digital