Reseña Noob: Firewatch

Reseña Noob: Firewatch

Firewatch es un juego sobre el aislamiento, sobre esos momentos en los que no sabemos qué hacer o en quién confiar, donde buscamos una solución temporal que puede ser viajar, la música o incluso los videojuegos.

En el caso de Henry, nuestro personaje, esta solución provisional es alejarse de la sociedad, de su familia, y agarrar un trabajo de guardabosques durante todo el verano. Los primeros minutos son como los de UP (sí, la película de Pixar), sirven para definir perfectamente al personaje, dan a entender de una forma devastadora el porqué ahora es como és y por qué está hacieno lo que está haciendo.

Firewatch

Cuando lleguemos a los bosques de Wyoming, nuestra única compañía será la voz por radio de Delilah, nuestra supervisora que se encuentra en la torre más cercana. Nunca la conocemos en persona, pero los diálogos y las actuaciones están tan bien hechos, que le cogemos cariño a ambos personajes y aprovechamos cualquier oportunidad para entablar una conversación con ella. El juego nos da varias opciones para esto, por ejemplo, cuando llegamos a una zona en la que no habíamos estado antes, nos dará la oportunidad de hablarle a D sobre dónde estamos. El problema es que no siempre le podremos hablar, a veces veía algo interesante que me hubiese gustado compartir con ella, pero el juego no me dio la opción.

A medida que avanzamos en la historia, nos damos cuenta que no estamos realmente solos, y el juego empieza a construirse sobre esto, generando tensión con el paso de los días, logrando que al final no me sintiera seguro y que llegara a pensar que había una especie de conspiración dentro del bosque. Al final resulta ser una historia completamente personal que puede no satisfacer a todos, pero que se siente real, que termina cuando debe terminar y que deja cosas sin explicar porque así es como funciona la vida.

Firewatch

La atmósfera está muy bien conseguida, con un arte único y hermoso que aprovecha los diferentes momentos del día para mostrarnos varias facetas del bosque y atraparnos desde que ponemos un pie en él, y todo esto acompañado de una música que se siente como otro personaje porque sabe cuándo entrar y cuándo salir. Pero hay ciertas cosas que nos sacan del juego, es más solitario de lo que debería ser, puedo contar con una sola mano la cantidad de animales que vi; y hay ciertas decisiones de jugabilidad que no tienen sentido, si encuentro una cerca estoy seguro de que puedo pasar sobre ella, pero el juego no me da esa opción...

Siguiendo con la jugabilidad, es bastante básica pero funcional, todo lo que haremos será explorar e interactuar con objetos en primera persona. No existe un mini-mapa en la esquina diciéndonos a dónde ir, tenemos que recurrir a un verdadero mapa y una brújula para ubicarnos y llegar a nuestro destino. Algo genial es la forma en que conversamos con D, sobretodo si lo juegas con control, ya que se utilizan los dos gatillos para simular los botones de los walkie-talkie.

Firewatch

En Campo Santo han tomado uno de los trabajos más aburridos y han conseguido contarnos una historia lo suficientemente larga para desarrollar a los personajes y sus relaciones, pero a la vez lo suficientemente corta para que queramos pasar otro verano en él.


  • Positivo
    • Diálogos creíbles
    • Actuaciones de voz convincentes
    • Arte único y hermoso
    • La música
  • Negativo
    • Falta de fauna
  • Neutral
    • El descenlace de la historia
  • Plataformas
    • Xbox One
    • PlayStation 4
    • PC (Jugada)
  • Tiempo de juego
    • 6 horas
  • Fecha de lanzamiento
    • Febrero 9, Septiembre 21 (XOne)
  • Género:
    • Aventura
  • Desarrollador
    • Campo Santo
  • Editor
    • Panic