Continuando su línea de entregas anuales, FIFA 19 busca ofrecer a los jugadores nuevas experiencias con interesantes adiciones, como nuevos modos de juegos y la incursión de la Champions League, uno de los apartados más pedidos para el juego del deporte rey. Pero, ¿será que esto podrá superar la entrega del año pasado?

Desde el primer instante y a nivel estético, FIFA 19 continúa con las bases sembradas desde la entrega 17, aprovechando el motor gráfico y los menús simples, haciendo que el jugador pueda sentir que la experiencia es sencilla y puede aumentar conforme a la dedicación del usuario.

Este título incluye importantes cambios en el modo de juego básico, añadiendo diferentes formas de incursionar y jugar los partidos, como sucede con el modo sin reglas o en el que solo se pueden hacer goles de cabeza. Sumado a esto, “El Camino”, el querido modo campaña, continúa con la historia de Alex Hunter, pero esta vez también añade nuevos deportistas, que muestran lo difícil que es surgir en el fútbol y el sacrificio que deben hacer los jugadores para alcanzar la gloria.

Lo más importante que tiene este juego la inclusión de la Champions League, la liga más importante de Europa y que tiene a los mejores jugadores del mundo en diferentes clubes, lo que hace que cada partido sea un espectáculo en todos los sentidos. En FIFA 19 podemos hacer partidos con los equipos de la Champions, seguir su camino y hasta jugar con algún amigo, algo que hace que el apartado sea divertido, ya que el sistema recrea los anuncios que son utilizados normalmente en la transmisión de cada encuentro, haciendo que el jugador sienta que es el protagonista del evento deportivo.

Pero esta adición de la Champions no se siente que aporte algo más allá de lo estético, puesto que los equipos casi siempre han estado dentro del juego y muchos de los partidos que hemos jugado han sido entre ellos sin la necesidad de ponerles una etiqueta, por lo que el modo no tiene el mismo impacto del mundial.

Por último, también encontramos que el modo FUT tiene cambios mínimos, pero este modo de creación de equipos ya era interesante y adictivo, llegando al punto de conquistar a cualquier jugador, por más novato o experimentado que sea.

FIFA es un título básico y sencillo, que utiliza sus ventajas y su audiencia para mejorar y refinar algunos apartados, abarcando todos los modos de juego, ya que cada uno tiene algo que aportar y enseñar al jugador. Lo malo es que estas novedades no pueden superar o igualar la sensación que se encontraba con el título anterior, ya qué gracias a su actualización mundial, hizo que el título superará las expectativas de todos los jugadores y vivieran una experiencia superior.

FIFA 19 es un muy buen juego, pero le falta la magia que tuvo su antecesor para marcar su nombre en la historia franquicia, siendo una buena opción para divertirse un rato y pasarla bien con el deporte rey.


Positivo

  • Modos de juego local
  • Se aprovecha muy bien el motor gráfico
  • Los movimientos de los jugadores son cada vez más naturales
  • EL modo FUT sigue siendo adictivo

Negativo

  • Problemas técnicos en algunos de los modos de juego
  • La banda sonora deja que desear
  • La Champions se siente sin fuerza

Plataformas

  • PlayStation 3
  • PlayStation 4
  • Xbox 360
  • Xbox One (Jugada)
  • Nintendo Switch
  • PC

Tiempo de juego

  • 32 horas

Fecha de Lanzamiento

  • Septiembre 28, 2018

Género

  • Simulación
  • Deportes

Desarrollador

  • EA Canada

Publicación

  • Electronic Arts