🎮 + 👾 + 🕹+ ❤️

Cuphead se ha convertido en una de las mayores sorpresas de la industria de los videojuegos para este año, usando el estilo de las caricaturas clásicas de los años 30 y el sistema de plataformas para ofrecer una experiencia de juego de antaño, algo no muy común en la actualidad y lo que lo puede convertir en uno de los mejores títulos de este 2017.

Buscando un contexto diferente, la historia de este indie inicia cuando Cuphead y su hermano Mugman se desvían de su camino y entran al casino del Diablo, donde pierden todo y deben pagar con lo más preciado que tienen, su alma.

Tras los quejidos y el desespero de los hermanos, el Diablo accede a darles una forma poco ortodoxa de solucionar su deuda y poder irse a casa, por lo que les pide que vayan y recuperen las almas de sus otros deudores, quienes al igual que ellos, harán todo lo posible para para no perder lo único que les queda.

Cuphead

Al entrar en la partida, el juego tiene un tutorial demasiado básico, con el que espera que el jugador pueda adaptarse de manera rápida a la experiencia que tiene Cuphead y pueda desenvolverse de manera óptima por los diferentes desafíos, donde los jefes están a la orden del día y se necesitará más que suerte para derrotarlos de la mejor forma, puesto que el desempeño en cada nivel es evaluado y se apunta a la rejugabildad para mejorar las calificaciones.

Conforme vamos avanzando en el mundo y luchando contra los 19 jefes, vemos que el título le apuesta al cambio de escenarios y ayudas del entorno para hacer de la experiencia algo más desafiante, que puede desesperar hasta al jugador más vivaz y divertir a más de uno que viene jugando desde la época del No-Save. Pero no todo son bosses, el juego también cuenta con niveles Run-n-Gun al estilo Contra en los que podemos recolectar monedas para conseguir nuevas habilidades.

Uno de los puntos importantes en la jugabilidad es la mecánica Parry, que permite al jugador saltar sobre ciertos objetos y enemigos de color rosado y hacer un doble movimiento, que además es un requisito para subir la calificación del nivel, lo que hace que tomar el riesgo sea bueno y le suba la adrenalina a la partida.

Cuphead

El principal apartado de este juego es su motor visual, que hecho a mano hace que cada nivel se sienta como una caricatura de los años 30, donde la musicalización y la animación contaban la historia, haciendo que cada detalle tuviera una razón de ser y fuera parte del mismo paisaje. Siguiendo con la musicalización, este es otro de los factores diseñados para dar vida a Cuphead, que jugando con los sonidos prepara los sentidos del jugador para diferentes momentos, ayudando a que el usuario se acomode a los ritmos del entorno y pueda responder de forma directa.

Cuphead puede parecer un juego simple en mecánicas pero con una alta dificultad, que busca que el jugador se desespere y tenga que repetir los niveles una y otra vez hasta terminar el título en una excelente batalla final. Sin embargo, en este videojuego todo es un entrenamiento para ese momento decisivo, donde la obra busca que el jugador pueda sortear cualquier obstáculo de manera sencilla e intuitiva.

Cuphead

Cuphead está pensado para que el jugador aprenda y crezca, recordando la esencia del pasado y valorándola para el futuro. Lo que hace pensar que los videojuegos no solo están diseñados para desafiar al usuario, sino para enseñarle que perseverando y practicando puede superar cualquier obstáculo, por difícil que este pueda parecer.

Este título muestra una ruta que el camino gaming no debe olvidar, tomando las cosas simples para ofrecer grandes experiencias que al final del día nos hagan terminar con una sonrisa.


  • Positivo
  • Dificultad y entrenamiento para el jugador
  • Motor gráfico y apartado sonoro
  • Rejugabilidad
  • Controles óptimos y bien diseñados
  • Neutral
  • Que esté solo en inglés
  • Plataformas
  • Xbox One (Jugada)
  • PC (Jugada)
  • Tiempo de juego
  • 25 horas (entre las dos plataformas)
  • Fecha de lanzamiento
  • Septiembre 29, 2017
  • Género
  • Acción
  • Indie
  • Desarrollador
  • Studio MDHR
  • Editor
  • Studio MDHR