🎮 + 👾 + 🕹+ ❤️

Al igual que el anterior juego del director Josef Fares, Brothers: A Tale of Two Sons, A Way Out contiene dos protagonistas. Pero a diferencia de Brothers, A Way Out requiere que dos personas lo jueguen en modo cooperativo, ya sea local u online, y para esta última el juego permite que el segundo jugador juegue sin comprar el juego, lo cual es excelente.

La historia gira alrededor de Vincent y Leo, dos convictos que han sido acusados por crímenes que no cometieron, rápidamente se conocen y descubren que tienen un enemigo en común, por lo que buscan la forma de escapar para vengarse de esa persona y limpiar sus nombres. Es una premisa simple y el juego nunca propone algo nuevo, al terminar sentí que jugué la misma historia de convictos y venganza que he visto más de una vez.

Ambos personajes tienen una personalidad bien definida pero un tanto cliché, Leo es atrevido y violento, mientras que Vincent es más centrado y metódico. Ambos tienen una familia por la que preocuparse y el juego deja claro lo importantes que son para cada uno de ellos. Además, hacen un buen trabajo desarrollando la relación entre los dos protagonistas, al inicio son bastante distantes, están trabajando juntos porque es lo mejor en el momento para cumplir su propósito, pero para el final (que por cierto es muy bueno) sientes que realmente se preocupan el uno por el otro.

A-Way-Out--1-

Sin importar si se juega local u online, el juego siempre se juega con una pantalla dividida dinámica. En algunas ocasiones es mitad y mitad, en otras son de tamaños diferentes dependiendo de qué sea más importante, en otros momentos es pantalla completa cambiando de un personaje a otro e incluso en un par de ocasiones se dividió en 3 por lo importante que era un NPC. Este dinamismo le da un tono más cinemático al juego y también ayuda a que los dos jugadores sepan en todo momento qué esta pasando. El problema con este dinamismo es que muchas veces un jugador está hablando con un NPC secundario y otro activa una cinemática principal, cortando antes de tiempo la conversación del otro jugador.

En general la jugabilidad es bastante sencilla, se habla con varios NPCs, se toman decisiones, hay puzzles y demasiados QTEs (Quick Time Events). Los mejores momentos son en los que se siente la tensión trabajando juntos para lograr un objetivo. Además, durante las 6 horas de campaña, el juego intenta variar la jugabilidad con escenas de sigilo, de conducción y de disparos, y también añade varios mini-juegos en cada una de las zonas explorables, entre los que están los dardos, un juego de Connect-4, juegos musicales, beisbol y otros más, y si bien todo esto sí añade variedad y vida a los espacios, nada se siente bien porque los controles no son tan precisos como deberían, tanto los mini-juegos como la conducción y los disparos se sienten toscos. En el caso de los mini-juegos, lo único que nos motivaba a jugarlos era algo externo, la posibilidad de competir entre nosotros.

En algunas ocasiones toca tomar decisiones, algunas son individuales con NPCs secundarios, pero también hay unas principales que deben tomarse en equipo, es necesario que ambos jugadores se pongan de acuerdo en qué camino tomar. Esto no cambia nada la trama general, pero es interesante ver las rutas que propone cada personaje para cumplir el mismo objetivo, siendo la ruta de Leo siempre más violenta que la de Vincent.

A-Way-Out--3-

Las actuaciones de los dos protagonistas están bien logradas, sobretodo la de Leo, pero el resto de personajes dejan mucho que desear. Además, a los diálogos en general les hace falta naturalidad y en muchas ocasiones rozan lo cringeworthy.

Durante la aventura el juego nos lleva por una prisión, un bosque, un hospital, un cine, una mansión, y otros lugares más. Cada zona es pequeña pero densa, con las actividades secundarias mencionadas antes y con varios NPCs para hablar, pero lo mejor es que se sienten reales (exceptuando la prisión) por la forma en que están organizados. Además, al tener varios lugares y tan distintos uno del otro, el juego se permite jugar un poco con la paleta de colores para que el viaje no se sienta tan monótono.

En mi experiencia con el juego me encontré con algunos bugs, el más común fue con el sonido, escuchaba perfecto a mi amigo pero el sonido del juego era bajo y cortado, en una oportunidad el sonido desapareció por completo. Otro error con el que me encontré fue una zona que sencillamente no cargó y la partida se cerró sola. El juego guarda constantemente por lo que no perdía progreso, pero era bastante irritante tener que cerrar el juego para que el error se solucionara. Por cierto, este pudo ser un caso aislado o solo suceder en PC, pero es algo a tener en cuenta.

A-Way-Out--2-

A Way Out es una propuesta ambiciosa, la idea de ser solamente cooperativo puede ser una barrera para muchos pero le añade dinamismo al juego y lo convierte en una experiencia única. Su historia no tiene nada de especial y su jugabilidad necesita cuanto menos ser pulida, pero vale la pena quedarse para el final.


Positivo

  • La pantalla dividida dinámica
  • En el final la jugabilidad y la narrativa se unen
  • La variedad de lugares y actividades secundarias
  • La posibilidad de jugar con un amigo aunque él no tenga el juego

Negativo

  • Historia y diálogos clichés
  • Demasiados QTEs
  • Bugs y controles imprecisos

Plataformas

  • Xbox One
  • PlayStation 4
  • PC (Jugada)

Tiempo de juego

  • 6 horas

Fecha de lanzamiento

  • Marzo 23, 2018

Género

  • Aventura

Desarrollador

  • Hazelight Studios

Publicación

  • Electronic Arts