Por medio de un comunicado de oficial, PUBG Corporation ha dado a conocer que la campaña Fix PUBG ha terminado, con lo que se podría decir que el juego está libre de errores y se encuentra terminado en su totalidad.

Esta campaña, que inició desde que el titulo salió en Xbox One, ha constado de actualizaciones semanales y ha vetado a más de 2 millones de jugadores, quienes fueron encontrados aprovechando fallas del sistema o haciendo uso de programas para mejorar su rendimiento en el juego.

Para 2019, la compañía espera seguir contando con el apoyo del público ante las diferentes actividades programadas que piensa hacer, trayendo consigo nuevo contenido y no teniendo que recurrir a interminables sesiones de reparación como sucedió durante los tres últimos meses.

No olvides que PUBG está disponible en PC y Xbox One, y desde la semana pasada hace parte del programa Xbox Game Pass. Además, en diciembre llegará a PlayStation 4.