Cada año diferentes títulos AAA abandonan la plataforma de venta y las políticas que maneja Valve, podrían ser la razón.


Steam es la principal plataforma de venta de juegos digitales para PC, permitiendo que los jugadores puedan hacerse con diferentes títulos a buen precio y con todas las ventajas de la legalidad.

Desde hace un tiempo, varias compañías han dejado de publicar sus principales trabajos en la tienda de Valve, haciendo que los usuarios tengan que recurrir a sus plataformas propias o algunas otras para adquirir el nuevo producto.

Para los que no saben porque esta sucediendo esto, le daremos una serie de puntos que han manifestado usuarios y empresas sobre este tema:

Las reseñas de los usuarios

Siendo para muchos un arma de doble filo, los análisis de los usuarios se han convertido en uno de los principales puntos que tienen en cuenta los usuarios al momento de querer adquirir un videojuego.

Algunas compañías han visto que sus trabajos se han opacado por estas críticas, haciendo que las ventas bajen y que algunos compradores estén predispuestos hacia los productos a adquirir, ya que algunos cambios, actualizaciones o políticas, también influyen en la opinión que se puede manifestar en la reseña y algunas sean hechas de forma malintencionada, quitándole el valor al producto.

La política de devolución

Gracias al servicio del derecho al consumidor australiano, Steam tuvo que implementar el sistema de devoluciones de dinero sobre videojuegos, permitiendo que los usuarios tuvieran la posibilidad de recuperar su dinero tras reintegrar la compra realizada.

Para esto, Valve implementó la normativa en la que dice que se realizará el regreso del dinero siempre y cuando el jugador no haya usado el título más de dos horas y no hayan pasado más de 15 días desde la compra del producto. En caso de las precompras, el jugador podrá hacer la solicitud por máximo a las dos semanas del lanzamiento.

Esto disminuyó mucho las ventas de varios juegos y los ingresos esperados, siendo un enemigo para las empresas, que aprovechaban las políticas de no devolución.

Ganancias y otras políticas de Steam

Antes de su retiro de la industria, Phil Fish, el creador de FEZ, manifestó su inconformidad hacia Valve por obtener el 10% de ganancia por la venta de cada videojuego, haciendo que el creador obtuviera menos dinero del esperado. En respuesta, Valve explicó que este porcentaje se obtiene por comisión de venta, uso de servidores para descargar, promoción del producto y generación de espacios de discusión.

En el año 2015, cuando Steam comenzó a cobrar en moneda local y a colocar los precios de algunos juegos, varias compañías manifestaron su incomodidad por la disminución de ganancias, ya que en ciertos países el valor base del producto disminuyó por las políticas del país y la intercesión de la plataforma al regionalizar los costos, bajando los beneficios.

Algunas empresas solicitaron ante Valve que los precios fueran iguales a los que se manejaban en otras plataformas de juego, elevando el costo que originalmente tenía el juego en su conversión a dólares

Sumado a esto, también se suma la inconformidad hacia los modders de contenido, quienes usan Steam para subir modificaciones de juegos, haciendo ciertos cambios en el producto original y sin la autorización del creador, lo que para muchos daña la viabilidad del producto a futuro, aunque para otros es una forma de expandir la experiencia para los usuarios.

En 2018, Call of Duty y Fallout han dejado la plataforma, y se espera que otros juegos sigan la dinámica, buscando crear sistemas propios de venta de su contenido y donde puedan tener políticas que los beneficien.

¿Crees que Steam esta a favor del usuario o de su propio beneficio?