Opinión Noob: El problema con Sonic Racing

Sega anunció durante la E3 en mayo un nuevo juego de Sonic Racing, la competencia directa de Mario Kart con los personajes de esta movida Saga del Erizo Azul, que llegará a consolas en invierno de este año.

A pesar de ya haber varias ediciones de este juego a lo largo de los años, nunca ha podido llegar a alcanzar el nivel que ha puesto el fontanero. Personalmente, la franquicia de Sonic en los últimos años se ha dispersado de lo que era la base, metiendo a estos personajes en situaciones nada acordes a sus características (tales como juegos de las olimpiadas, caballero medieval, etc). Debido a esta falta de escencia es que considero que Sonic y sus juegos de carreras no han llegado a impactar a los jugadores.

Sonic puede tener un juego de carreras. Es más, merece uno, pero no con el enfoque que le ha querido dar Sega. Un buen juego de carreras con el erizo debería ser corriendo, ya sea con power-ups o sin ellos y aprovechando todo el entorno que ya ha sido diseñado en previas entregas. La velocidad difícil de controlar sería ese toque especial que le daría al juego. No es necesario llenarse de poderes para ser exitoso (un ejemplo de esto son los juegos de F-Zero), y una válida referencia a carreras corriendo puede ser uno de los jefes en el clásico de SNES de los Picapiedra.

Cuando salió Sonic Heroes en PS2, la franquicia ya tenía una variedad de personajes que muestran tener habilidades corriendo. Únicamente Eggman tendría que estar en un vehículo, y no sería problema pues sería consistente a lo que los conocedores de la saga han visto. Como buen juego de carreras, no todos deben ir a la misma velocidad, y hay otros atributos que pueden afectar el rendimiento al correr. Dado que el juego va enfocado en la velocidad, el verdadero reto viene al diseñar los niveles y power-ups (si quieren insistir en tenerlos). Los caminos deben ser amplios, para mantener un margen de error al jugador y no estar tropezando constantemente, con turbo boosters en el piso que los haga bolita y aumenten su velocidad. Los anillos deben ser un poco más grandes para evitar tanta precisión del jugador en atraparlos. Se pueden agregar resortes para diseñar atajos, y agregar componentes de los clásicos como el Pinball. Eso sí, las diferentes rutas deben ser clave en sus niveles, pues son casi los cimientos del juego.

El éxito que tuvo Sonic Mania refleja lo que a los fans les gusta: la escencia de Sonic corriendo y saltando. La velocidad y las piruetas, el uso del momentum para saltar trechos grandes, estos son los detalles que Sega debe considerar para hacer un juego de carreras. Sonic tiene ya un mundo construido, con sus personajes y habilidades, que para nada deben estar montados en vehículos. Sega debe aprovechar todo lo que ya ha creado a lo largo de los años y explotar ese gran factor diferenciador para dejar de ser la copia mal hecha de Mario Kart.

Team Sonic Racing será lanzado en diciembre de este año para Nintendo Switch, PlayStation 4, Xbox One y PC (Steam).