Forza Horizon 3: Un paso más cerca de la perfección

Forza Horizon 3: Un paso más cerca de la perfección

A las semanas de la salida de Forza Horizon 3, algunas redes sociales compartieron una noticia sobre una campaña publicitaria en la que se promocionaba un vehículo con ciertas fotografías, que simplemente habían sido sacadas del juego, sorprendiendo a muchos por el nivel de destalle del automotor y del entorno; algo que muy pocas veces se había visto en la industria del gaming.

Forza Horizon 3 no solo fue una continuación de la franquicia, sino  que también fue el riesgo de llevar la misma a un nivel, ofreciendo una experiencia superior a la de los títulos pasados y llevando la sensación del jugador a un espacio casi palpable.

Aunque muchos aseguren que Australia no existe y que es un invento de la NASA, Forza Horizon 3 abre las puertas de un nuevo festival en el punto más grande de Oceanía, trayendo consigo a los mejores conductores del mundo.

A diferencia de los eventos pasados, aquí el jugador es el organizador del torneo y es quien decide qué competencias se pueden hacer y cómo se pueden disfrutar, llevando la experiencia del campeonato hacia algo más libre y enfocado en la velocidad.

Cada zona del mapa está pensada para ofrecer un estilo de competencia diferente, lo que hace que el festival pueda albergar más invitados y subir el nivel de las carreras, por lo que cada competencia traerá más fanáticos y patrocinadores al evento, haciendo de este el más grande del mundo.

Adicional a esto, el festival cuenta con dos grandes DLC, que tienen distintas normas y cambian la experiencia de juego. La primera es el Blizzard Mountain, que llevo la competencia hacia las montañas congeladas y la otra es de Hot Wheels, que trae las pistas de plástico y hace que los conductores experimenten lo que sería manejar en uno de estos asfaltos naranja.

A simples rasgos, Forza Horizon 3 podría parecer una versión mejorada de los juegos anteriores, aprovechando los recursos técnicos de la actualidad, algo muy normal en muchas franquicias continuistas. Pero aquí todo llega a un nuevo nivel.

Al ser el primer juego en formato Play Anywhere, Microsoft apostó el todo por el todo en la experiencia de juego, haciendo que los jugadores de PC y de Xbox One pudieran vivir la máxima sensación de realismo en cada una de sus plataformas, con la oportunidad de poder jugar de forma cruzada y llevar su avance a donde sea, algo que jamás se había visto, y más teniendo en cuenta que el apartado visual estaba pensado para ser casi tangible, lo que permitió que muchos usaran los autos del juego para sacar fotos y decir que tenían el auto de sus sueños.

Forza Horizon 3 es un título que arriesga, completa y explota todo lo conocido para hacer que cada jugador se sienta como el dueño del volante en cada tramo de la pista, siendo una experiencia única y capaz de redefinir quienes somos y lo que queremos, sentirnos libres.

Con esto, terminamos el especial y nos preparamos para Forza Horizon 4, que de seguro nos llevará a un nuevo nivel de velocidad.