El negocio de los juegos compartidos

El negocio de los juegos compartidos

Vivimos en una época donde se ha hecho mucho esfuerzo para combatir la piratería. Las consolas de nueva generación han hecho un gran trabajo luchando por lograr que los gamers compren los juegos originales.

Estamos en un país donde los juegos nos resultan muy costosos. El dólar no parece bajar y esto hace que cada uno nos cueste alrededor de $200.000 pesos colombianos.

Sin embargo, han aparecido tiendas que ofrecen juegos nuevos a mitad de precio.

¿Cómo lo hacen?

La dolorosa verdad es que no te están vendiendo el juego. Te venden el préstamo del mismo. Por eso, siempre salen con instrucciones para descargarlos del tipo "agrega esta cuenta a tu consola, no la borres, etc". Es importante entender que aquí no se está comprando el juego. La cuenta que te dicen que agregues fue la que lo compró y tú solo estás pagando por un préstamo.

Se están aprovechando de una característica que tienen las empresas de compartir videojuegos entre dos consolas.

¿Cómo funciona?

Supongamos que en tu casa hay dos consolas, una tuya y una de un familiar. Con el fin de evitar que compres el juego dos veces para jugar en ambas consolas, se creó el concepto de consola principal.

Cada consola tiene un dueño. En el caso de tu consola, tú eres el dueño y eso se logra asociando la consola con tu usuario. La otra consola tendrá un dueño diferente.

Cualquier juego digital que compres queda añadido a tu consola, y cualquier invitado que entre con un usuario diferente al tuyo podrá disfrutar de los juegos que hay en ella.

Por otro lado, si tú entras con tu usuario a la consola de tu familiar, deberías también poder disfrutar de los juegos que has comprado. Por ende, en la consola de tu familiar puedes descargar tus juegos y jugarlos iniciando sesión con tu cuenta,
pero los otros usuarios que están registrados en esa consola no podrán.

En resumen, la consola principal puede abrir los juegos sin iniciar sesión mientras que en las demás consolas tienes que abrir los juegos con tu cuenta para poder usarlos.

Entonces cuando te venden un juego y te dicen que debes iniciar sesión con cierto perfil, es para hacer uso de esta modalidad, aquí, tu consola será la consola secundaría, entonces deberás abrir el perfil que tiene el juego cada vez que quieras usarlo, te podrás imaginar que pasa si no puedes iniciar sesión (no tienes conexión o le cambiaron la clave).

Este método de venta, aparte de ser inescrupuloso, es bastante inseguro. Nadie te asegura que esa cuenta exista para siempre. El creador de esa cuenta la puede cancelar y no tienes como hacer reclamos por juegos que "compraste" pero ya no puedes jugar.

Es por eso que te recomendamos no comprar este tipo de productos y más bien aprovechar los descuentos digitales que ofrecen las tiendas online de las consolas.