No solo Geralt de Rivia es lo atractivo del regreso de Soulcalibur.


Con el pasar del tiempo, los juegos de pelea se han mantenido, re-inventado y adaptado. Soulcalibur VI es la renovación de la franquicia de pelea de armas de Bandai Namco, que aparte traer al querido Geralt de Rivia de The Witcher al combate, añade interesantes aspectos que aquí vamos a hablar de manera rápida.

Soulcalibur VI: la interminable lucha con la espada

En el marco de la celebración de los 20 años de la franquicia, SoulCalibur continúa la interminable lucha de los mejores guerreros de armas por la búsqueda y el poder de la espada de alma, que gracias a la oscuridad y al derramamiento de sangre, ha aumentado su fuerza.

Para esta nueva aventura, el juego permite al usuario crear un personaje y que este sea el protagonista de la historia, luchando junto a la amplia nómina de combatientes y atreviéndose a salvar al mundo de las garras de la oscuridad. Además, esta entrega cuenta con la participación especial de varios personajes, como Geralt de Rivia de The Witcher y 2B de Nier: Autómata.

Lo bueno

  • El regreso de la franquicia: Luego de 6 largos años, es interesante tener un juego la familia Soulcalibur, haciendo que la franquicia retome su hilo contextual y las nuevas generaciones de videojugadores puedan conocer el sabor del combate de armas.
  • El mando: Al mejor estilo de la actualidad, los controles han sido mejorados en ciertos aspectos, haciendo que algunos personajes se sientan más fluidos que sus versiones pasadas y que se puedan sacar grandes movimientos en combate, lo que hace que cada lucha sea un espectáculo.
  • Los modos de juego: Al mejor estilo de los juegos de pelea, el título cuenta con varios modos de juego que invitan al jugador a conocer y probar los diferentes personajes, algo que amplía las expectativas de juego y ofrece una amplia rejugabilidad.

Lo malo

  • Una nomina corta: Los jugadores de Soulcalibur están acostumbrados a un amplio número de protagonistas para elegir, pero aquí la cifra es más pequeña y los cambios estéticos que pueden hacer a los presentes son algo insignificante.
  • El pase de temporada: En la época donde todo lo adicional es pago, el pase de temporada de este juego es de los peores que ha salido al mercado, ya que solo ofrecerá tres luchadores adicionales y su valor es muy alto para ello, haciendo plantear si vale la pena comprar más la versión Deluxe que la estándar, ya que esta trae el pase por un precio inferior a lo que cuesta por separado.

Lo Genial

  • El apartado gráfico: Superando a sus antecesores, Soulcalibur VI cuenta con un nivel de detalle increíble, que lleva la potencia visual a un nuevo estándar en su marca y aprovecha las ventajas de las consolas actuales, haciendo de los combates algo de ensueño.
  • La creación de personajes: Algo que está bien pensado, es la posibilidad de crear un personaje para que luche y sea la estrella del combate, con un amplio catalogó de modificables y opciones de personalización, es la mejor opción que tiene este título.

Soulcalibur VI ya está disponible para Xbox One, PS4 y PC.